No me resisto dejar de comer unas buenas milanesas, y ante el desafío de no utilizar ingredientes de origen animal, creo haber encontrado una deliciosa opción para llevar al plato y disfrutar sin culpa.

Por supuesto, como todo en la cocina, las opciones son muy variadas de acuerdo al gusto de cada uno. Al final voy a sugerir algunas alternativas, pero si te gustan las berenjenas esta opción te va a encantar.

Ingredientes

* Berenjenas
* Mostaza
* Aceite
* Salsa de soja
* Puerro
* Sal, pimienta y especias a gusto (zaatar es mi opción en esta receta)
* Pan rallado

Preparación

Pelar las berenjenas, cortarlas transversalmente en grosor a gusto (1 cm ideal) y espolvorear con sal. Dejar en bandeja y reservar (mínimo 20 minutos para quitar el amargor)

En un plato profundo o fuente, agregar un chorrito de aceite, dos cucharadas generosas de mostaza, 4 cucharadas de salsa de soja, puerro picado finito y las especias. Mezclar bien hasta integrar.

¡A empanar!

Pasar por la fuente la berenjena de ambos lados, y luego en otro plato con el pan rallado presionar para adherir el pan a la berenjena. Se puede hacer una doble pasada al final, a gusto de cada uno.

¡Al horno!

Colocar las berenjenas empanadas en una fuente previamente aceitada y cocinar en horno bien fuerte. Estar atentos y voltear para que no se queme.

Tips:
Podés mezclar el pan rallado con semillas de sésamo molidas, o en lugar de pan rallado, empanar con avena fina o germen de trigo.

En lugar de berenjenas, ¡podés utilizar zucchinis!

Ideal acompañar con papas, remolachas y calabaza al vapor.